1. PRECIOS ALTOS

No solo debe tener en cuenta que pueden estar cobrándole de más (incluso el triple o más) si no que debe estar alerta con lo realmente peligroso que son esos suministradores con precios artificiosamente bajos solo en productos gancho y que después compensan con cargos por impresión elevados y con otros gastos adicionales. Vd. ve un producto muy bien de precio y decide comprar a una empresa, pero luego elige un artículo mejor, de más calidad, en el que le es más difícil o imposible comparar precios, o simplemente ese precio bajo le dio la confianza necesaria para comprar sin la tediosa tarea de contrastar con otros sitios. Créanos, con estas empresas siempre pagará más.

En PROMOLOGÍA mantenemos una línea estable de magníficos precios en todos los productos, tanto en los de gran consumo como en los de menos. Sin ganchos.

  1. IMPRESIONES DEFECTUOSAS

Imprimir sobre artículos publicitarios es muy difícil y requiere conocimientos y equipos. Hay miles de soportes diferentes y las tintas que se fijan a la perfección sobre unos no lo hacen en absoluto sobre otros. Además muchas veces necesitan para emulsionar altas temperaturas por un determinado tiempo, un equilibrio difícil que puede acabar con el producto deteriorado por el calor o la tinta deleble por frotamiento o, en el caso del textil promocional, por el lavado.

  1. DISEÑOS MAL REALIZADOS.

Nada más fácil que un error en el diseño. Un número cambiado, una letra que falta, una simple errata puede dar al traste con un trabajo. Por ello es imprescindible que reclame  una prueba de diseño (fotomontaje) montada sobre la imagen del producto promocional para que usted pueda comprobar que todo está en orden y a su gusto. Pero pueden aparecer más problemas. El diseñador tiene que saber, antes de que la orden llegue al taller, que el grosor de los trazos es adecuado a la técnica de impresión que se va a emplear, si no quiere que se empaste la estampación o, simplemente, no se reproduzcan todas las líneas. Debe informarle sobre la capacidad o tamaño máximo de la impresión y desaconsejarle en algún caso realizar determinados diseños sobre determinados soportes publicitarios. Solo así tendrá garantías de que el resultado final será satisfactorio.

  1. PRODUCTOS DE PÉSIMA CALIDAD O INSEGUROS.

Nadie espera que por unos pocos céntimos le vayan a servir un producto promocional  excelente, pero hay unos mínimos que, por económico que sea, deben ser cumplidos: normalidad en sus funciones, durabilidad aceptable y seguridad en su uso.

lapiz-promocional-antiguo

Aunque no es este el caso, algunos artículos promocionales pueden ser inseguros e incluso peligrosos. En la imagen antiguo lápiz publicitario americano con forma de bala, cortesía de museodelregalo.com

Bolígrafos que no escriben, encendedores que no encienden, bolsas que se rompen, caramelos que saben a rayos,  camisetas mal cosidas,… Si no trabaja con una empresa de confianza que mantenga un nivel mínimo de calidad puede ser que acabe tirando con el dinero de su inversión publicitaria.

  1. PLAZOS DE ENTREGA.

Todos sabemos que hay aspectos en todas las actividades que no podemos controlar.  Nadie puede garantizarle al 100% que mañana recibirá usted su encargo, ya que la agencia de transporte puede extraviar los bultos o pueden surgir imprevistos que hagan imposible la entrega en una fecha previamente acordada.

¿Quiere saber cuántos plazos de entrega firmes hemos incumplido nosotros en los últimos 3 años?  Ninguno. Pero eso no quita que sepamos que puede pasar y que le advirtamos a Vd. de este pequeño riesgo. Pero es que, por desgracia para nuestro sector, hay empresas de regalo promocional que sus entregas en el plazo acordado, sobre todo en temporadas altas, no llegan al 50%, no sabemos si por incompetencia, por mala intención o una mezcla de ambas. Todas nos cuidamos mucho de reflejar en nuestras condiciones los límites de nuestra responsabilidad; la diferencia estriba en que unos lo hacemos de buena intención para delimitar lo razonable, mientras otros lo hacen para cubrirse las espaldas contra posibles represalias por su mala gestión.

Prohibida la reproducción total o parcial sin permiso.   © Promología ®

Desarrollado por Hacermiweb