Después de ver en nuestra anterior entrada como las pequeñas empresas podemos trabajar en mejorar, consolidar y dar a conocer nuestra marca, veremos en esta como los reclamos publicitarios pueden ayudarnos sin tener que gastarnos mucho dinero.

Los regalos promocionales son una especie de bendición para las empresas que necesitan construir una marca sin la posibilidad de invertir mucho dinero. Multitud de estadísticas publicadas, algunas de las cuáles puede ver en este mismo blog, indican que los productos personalizados hacen que una marca sea más recordada que cualquier otra forma de publicidad, pero, además la hacen más deseada, más valorada y, por encima, es la forma de hacer publicidad más económica que existe.

¿CÓMO UTILIZAR LOS REGALOS PUBLICITARIOS PARA HACER BRANDING?

Hay dos maneras de utilizar los reclamos para construir una marca:

  1. Como complemento de otras formas de publicidad u otras actividades.

Por ejemplo, un pub utiliza una cuña publicitaria de radio para explicar que el viernes se regalará una mochila a todos los asistentes a un evento musical, se reparten caramelos en una feria, etc…

  1. Por si solos.

Por ejemplo, buzoneo con bolígrafos, en vez del consabido folleto, entregar un regalo promocional a nuestros clientes con cada compra, hacer un pequeño obsequio personalizado con nuestra marca en una visita comercial, etc…

HAGA VIRAL SU PROMOCIÓN CON REGALOS PROMOCIONALES.

Hoy en día prácticamente todos estamos conectados de una u otra forma: por Wathsapp, Facebook , Twiter,… Y no se crean que las redes sociales tienen éxito solo entre los más jóvenes; los miembros de las asociaciones (p.e. de padres de alumnos) es frecuente que compartan un grupo de Wahtsapp y chateen entre ellos, las familias, empleados de una empresa, miembros de una peña. Haga una promoción lo suficientemente atractiva con regalos promocionales, dela a conocer en puntos estratégicos (repartiendo unos pocos folletos, pegando unos pequeños carteles, utilizando sus contactos o las redes sociales, por ejemplo) y cruce los dedos. Si se hace viral tendrá que cerrar la puerta.

Regalos promocionales y branding

Los regalos promocionales ayudan a construir y mantener una marca de forma eficaz y económica.

Un cliente de Promología, no hace mucho, utilizó un precioso bolso de deportes para hacer una promoción en su negocio de zapatería juvenil. El bolso le costó, impreso ya con su marca en serigrafía, 7 euros la unidad y había visto un modelo igual a la venta por 25 euros. la promoción rezaba, más o menos, así:

“Le regalamos este bolso de deporte, valorado en 25 euros, por cada compra realizada en nuestra tienda superior a 15 euros”

En una compra de 15 euros todos sus beneficios iban a pagar el regalo, pero habitualmente el gasto medio era de 50 o más y, ahí, ya ganaba por encima de 18 euros, y, además, estaba construyendo marca de una forma terriblemente eficaz. La promoción fue un éxito, en parte debido a que se hizo viral en Internet y durante los meses en que la repitió, consumió miles de bolsas.

¿HAY ALGO MÁS BARATO?

En la mayoría de las empresas (sacando tal vez algunas industriales), la marca es su mayor valor. Es comprensible, por tanto, que el branding sea caro y requiera un enorme esfuerzo durante años. Excepciones de todos conocidas de marcas creadas de la noche a la mañana sin gastarse un duro no hacen más que confirmar lo anteriormente dicho.

Recurrir a descuentos o dar productos de nuestra marca a mayores es, desde el punto de vista de Promología, un error que repercutirá negativamente en nuestra imagen.

Nada le saldrá más económico que recurrir a los reclamos promocionales para hacer marca. Si su idea es buena, está bien enfocada y tiene gancho en su target, el éxito está garantizado.

En Promología podemos (y queremos) ayudarle para que su marca crezca con fortaleza y sana.

Prohibida la reproducción total o parcial sin permiso.   © Promología ®

Desarrollado por Hacermiweb